Entradas recientes

INBOUND MARKETING - DAVILAC

Inbound Marketing: Qué es y cómo aplicarlo fácilmente

El Inbound Marketing es un método para conseguir leads y clientes que se basa en aportar valor, atraer a esos clientes potenciales y establecer una relación que los convierta en clientes de pago.

El Inbound Marketing tiene un enfoque diferente al de los métodos tradicionales. Estos están basados en anuncios o mensajes que intentan interrumpir al cliente para conseguir una venta, sobre todo, mediante repetición, insistencia y presión. Estamos hablando de cambiar la táctica principal y, en vez de ir hasta el cliente e interrumpirlo, trata de atraerlo hasta nosotros.

A las personas nos encanta comprar pero odiamos que nos vendan #inbound Clic para tuitear

Cómo atraer clientes potenciales con el Inbound Marketing

La clave principal para atraer clientes potenciales y convertirlos en clientes de pago es la demostración de valor. Es decir, que el posible cliente compruebe por sí mismo y se convenza de que somos la mejor opción de las que tiene disponibles.

Eso lo conseguimos, sobre todo, mediante la creación de contenido útil que resuelva problemas de nuestros clientes. Un contenido valioso que estos quieran compartir con otras personas debido a su utilidad, y que así atraiga también a nuevos interesados.

Para ello, es necesario un cambio de mentalidad en la empresa: el de dar antes de recibir.

Si queremos atraer clientes utilizando el Inbound Marketing, eso implica que:

  • Debemos dar un primer paso en los que somos nosotros los que ofrecemos primero valor al cliente con el objetivo de atraerlo.
  • Debemos conseguir que el cliente quiera seguir comunicándose con nosotros, por ejemplo, apuntándose a nuestra lista de correo gracias al incentivo valioso que le dimos para ello. Si de verdad le proporcionamos valor, querrá seguir recibiéndolo.
  • Convertiremos al cliente potencial en cliente de pago mediante una relación y comunicación habitual, en la que seguimos demostrando valor y que somos su mejor opción.

Por tanto, los tres pilares para conseguir clientes usando el Inbound Marketing serían.

  • El ofrecimiento de contenido y otras formas de demostrar valor.
  • Tener un medio de comunicación habitual con nuestra audiencia, como comunidades, redes sociales y/o listas de correo.
  • Realizar un seguimiento, basado en la demostración de valor y no en la insistencia y la interrupción, para convertir a los leads, o interesados, en clientes de pago.

Por qué funciona el Inbound Marketing

¿Por qué el Inbound Marketing funciona mejor para vender que otros sistemas y estrategias?

Esencialmente, porque sigue los pasos naturales que hacen que alguien quiera comprar.

Para empezar, atraemos en vez de interrumpir. Los interesados nos descubren y vienen hasta nosotros, en vez de ir a buscarlos a la manera tradicional.

Para seguir, muy pocas ventas se consiguen a la primera. Es así, es la naturaleza del mercado actual y una tendencia que solo irá a más. Por eso, las ventas están en el seguimiento.

El Inbound Marketing propone un seguimiento basado en el valor y en la demostración, no en contactar todo el tiempo para pedir la compra sin ofrecer nada más.

Hay un viejo proverbio en ventas: «A las personas nos encanta comprar, pero odiamos que nos vendan». El Inbound Marketing comprende eso y establece sistemas por los cuales el cliente potencial va recibiendo valor en los distintos pasos del embudo de venta que creamos. De esa manera, se va convenciendo por sí mismo de que somos la opción ideal.

Si el antiguo Marketing tradicional intentaba interrumpir e insistir, el Inbound Marketing trata de atraer y «seducir». Trata, sobre todo, de seguir los pasos naturales que sigue alguien que desea comprar algo.

Cómo empezar fácilmente con el Inbound Marketing

Muchas veces, el primer paso necesario en las empresas es un cambio de mentalidad.

Es necesario comprender que se consigue atraer más «con miel que con vinagre», y que a nadie nos gusta que nos interrumpan y nos presionen para una compra.

Para seguir, es necesario empezar a:

  • Proporcionar valor antes de pedir esa compra, porque no se puede cosechar fruto de un campo que no hemos sembrado antes.
  • Tener una comunicación habitual con nuestros clientes y no acordarnos solamente cuando queremos venderles algo.
  • Basar esa comunicación en demostrar y aportar valor, en vez de pedir la compra sin más.

El Inbound Marketing funciona, y lo hace muy bien, porque, en vez de «pelear» contra el cliente en un duelo de voluntades, le da valor, lo seduce y hace que se convenza, él mismo, de que somos una opción valiosa para lo que quiere comprar.

Es por eso que toda empresa, no importa su tamaño o a lo que se dedique, debería plantearse el Inbound Marketing como estrategia para conseguir clientes.

Laura

Laura es una apasionada el Marketing Digital y nuestra #SEO Manager. ¡No puedes dejar de seguirla en Twitter!: @ilauramd

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados para este artículo.