Entradas recientes

Sedi cika emailing

Email Marketing: Cómo aumentar un 400% la conversión

El título del artículo no corresponde con ninguna artimaña para aumentar el CTR 😄. Hoy vamos a ver la clave para cuadruplicar la conversión con un caso real muy interesante.

A continuación, mostramos una imagen de los resultados de dos campañas de marketing por email. Queremos destacar los números resaltados en amarillo, que indican diferentes variantes en la conversión. Como veréis, la campaña A alcanzó valores más alto que la campaña B.

Las campañas A y B eran exactamente la misma en su composición.

Mismos mensajes, mismos títulos, mismas páginas web de venta…¿Qué marcó entonces la diferencia entre unas cifras tan distintas cuando todo era idéntico?

¿Queréis saber cómo? ¡Vamos a ello!

La clave de la efectividad en cualquier campaña de Marketing

La clave para conseguir muchos más resultados estaba en que la primera campaña se hizo sobre una lista de clientes ya conseguidos con los que se mantenía una estrecha relación.

La campaña B se hizo sobre una lista de contactos que, si bien eran usuarios satisfechos y habituales, con los que se comunicaba a través de boletines y otros mensajes, no tenían una relación tan estrecha.

Y es que esta es la palabra clave en el marketing online, y el marketing en general: la relación con el destinatario, ella es la que marca la gran diferencia que permite convertir hasta un 400% más.

La relación con nuestra lista, nuestros clientes y nuestros contactos es lo que determina que quieran comprar o no, mucho más que los mensajes, los asuntos de los emails y los incentivos de la campaña.

Eso no significa que debamos ignorar esos elementos, en absoluto, pero muchas veces nos obsesionamos por los resultados, las pruebas, las palabras de nuestro discurso o carta de ventas… cuando en los casos en los que tenemos una excelente relación, no hacen tanta falta. Si los usuarios de la campaña confían en nosotros, les hemos dado valor y nos conocen, no necesitaremos mucho, pues ya están convencidos.

Este era el caso de la campaña. En la A, esos mensajes caían sobre «tierra fértil». Eran clientes que ya habían recibido valor y resultados, ya habían visto lo que éramos capaces de hacer y nos comunicábamos con ellos a menudo, resolviendo dudas, preguntando qué tal, ofreciendo ayuda y más valor con información útil…

En la lista de la campaña B, también había una relación, pero no era tan estrecha, muchos no habían dado el salto que separa ser contacto de ser cliente, no había una comunicación tan frecuente…

En ocasiones nos obsesionamos por aumentar el número de nuestra lista de contactos como sea. Los popups en nuestras webs son cada vez más grandes para captar más visitantes y nos promocionamos más… pero un gran número de usuarios no importa si no tenemos una relación estrecha con ellos.

Puede que tengamos un cierto orgullo por tener la lista de contactos o de correo más grande, pero no importa el tamaño de la lista, importa la relación con la lista.

No importa tanto el tamaño de la lista de envío de nuestros emails como la relación con los… Clic para tuitear

Ella es la que marcó la diferencia entre las campañas A y B, y esa diferencia es un 400% más de conversión, usando el mismo esfuerzo, los mismos mensajes, los mismos incentivos para atraer la atención y convertir.

Si queremos de verdad rentabilizar nuestras listas de correo y contactos, la clave está en cómo nutrimos la relación con ellos, no en ir acumulando números más grandes y dejándolos desatendidos.

Siempre pongo el mismo ejemplo. Si un desconocido y un amigo nos envían el mismo mensaje, ¿a quién vamos a hacer mucho más caso? Al amigo, y la diferencia está en la relación.

¿Cuánto nos dedicamos a interesarnos realmente por nuestros contactos? ¿Cuándo fue la última vez que contactamos para ver cómo les iba en vez de para vender? ¿Cuándo fue la última vez que agradecimos a nuestros clientes su confianza?

Porque esa es la clave de todo.

 

 

Laura

Laura es una apasionada el Marketing Digital y nuestra #SEO Manager. ¡No puedes dejar de seguirla en Twitter!: @ilauramd

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados para este artículo.